¿Césped natural o artificial?… Conoce cuál es la mejor opción para ti

 

Ya sea que estés remodelando tu patio, terraza o jardín, tendrás que elegir entre un césped natural o artificial, entendiendo cuáles son los beneficios de cada opción y cómo se pueden adaptar a tus necesidades. Cada una de estas opciones es realmente distinta a la otra. Además, su mantenimiento también será diferente en cada caso, por lo que una decisión inteligente estará basada en sus necesidades y preferencias.

Césped natural o artificial: conoce las características de cada uno

El césped artificial se creó para satisfacer demandas que no cubre el césped natural. Una de las ventajas más importantes del césped artificial frente al césped natural es que no requiere agua para mantenerse. Además, su instalación es rápida y sencilla.

El césped artificial es muy resistente a los rayos ultravioleta y a los cambios climáticos y dura años. No utiliza tierra y su composición de fábrica lo hace hipoalergénico. Ahorrará en costos de agua, no necesita contratar a un jardinero para el mantenimiento y no necesita comprar una podadora.

Sin embargo, el césped artificial necesita un área plana y acondicionada para el drenaje y para la instalación; si no lo tienes, necesitas adaptar la superficie. De lo contrario, el suelo deformado con falta de drenaje traerá muchos inconvenientes.

Por otro lado, un césped natural da una sensación única y no depende de aditivos. Un césped natural sano será siempre suave al tacto y brindará comodidad al caminar o sentarnos en él. Al no tener materiales sintéticos no acumula calor, y en verano mantiene fresca la zona. El césped natural reduce el calentamiento ambiental. En un día caluroso de verano, un área de césped bien mantenida estará al menos 30 grados más fría que el asfalto y 14 grados más fría que el suelo desnudo.

Un césped natural es un filtro natural para la contaminación y el ruido, además de aportar un aspecto increíble y natural al lugar. Con el césped natural se puede reducir el dióxido de carbono, el polvo y la suciedad que se encuentran en la atmósfera.

A esto se suma que se ha demostrado que los espacios verdes mejoran el bienestar y reducen el estrés. Existe una creciente evidencia de que la horticultura y el césped natural son importantes a nivel humano. Las plantas bajan la presión arterial, reducen la tensión muscular relacionada con el estrés, mejoran la atención y reducen los sentimientos de miedo e ira o agresión.

El cuidado del césped natural puede tener un efecto terapéutico positivo y está incluido en muchos programas de rehabilitación. Estos programas se han utilizado con éxito para tratar determinadas enfermedades, ayudar en la recuperación de las personas discapacitadas y ayudar a los ancianos a mantenerse en movimiento.

Leave A Comment

Translate »
× ¿Cómo puedo ayudarte?