Procedencia de la jardinería

La palabra jardín llego a España en el siglo XV, aunque tiene origen derivado del siglo XII del compuesto latino-germánico hortus gardinus, que tiene el significado literal de “jardín rodeado de una valla”, del latín hortus, jardín fráncico, o gart o gardo “cerrado”, representando que el jardín tuviera que defenderse contra animales o ladrones. El concepto de jardín se podría definir como el terreno en el que se cultivan y flores con motivos decorativos y ornamentales.

Se conoce que el origen de la jardinería y la construcción de los primeros jardines conocidos fue en la época egipcia, los cuales construían preciosos jardines en las orillas del río Nilo. La jardinería surgió de la necesidad de crear espacios para el ocio y la reunión, y de la necesidad humana de estar en contacto con la naturaleza. También de la capacidad de modificar lo que nos rodea para adaptarlo a nuestras necesidades. Todo esto ha creado, en todo el mundo, diversos estilos de jardines y paisajes, que tienen mucha relación con las culturas y la adaptación a los climas y especies en los que se encuentran.

Estilos de jardinería y sus características

  • Jardín árabe: Este tipo de jardinería transmite relajación y son perfectos para pasear, ver y escuchar. Representa el anhelo del paraíso, y es que, es fascinante por su sensibilidad y la armonía que ofrece. Tiene los siguientes elementos característicos:

-Agua presente en todo momento: el agua se encuentra por todo el jardín, incluso pasa por diferentes partes del hogar, ofreciendo ese maravilloso y relajante sonido.

-División de espacios privados: tratan de dividir las estancias, comunicándolas mediante estrechos pasajes con rejas, arcos, celosías y demás elementos que hacen le dan una sensación de misterio, ya que se deja entrever la siguiente estancia y da sensación de descubrimiento.

-El agua siempre presente: el agua es un elemento que siempre se encuentra presente, y es que, recorre la mayor parte del lugar, incluso entrando en las estancias, ofreciendo sensación de frescura, movimiento y sonido.

-Elementos estructurales: cuenta con cantidad de elementos que, por lo general, están hechos de piedra o con revestimiento de azulejos de diversos diseños como, por ejemplo, pilas, arcos, muros, fuentes, etc.

También cuenta con pasillos dispuestos en paseos y macetas. Los árboles más característicos suelen ser cipreses y naranjos, unos árboles que aguantan muy bien la sequía.

  • Jardín mediterráneo: este tipo de jardinería se caracteriza por ser de un clima árido. Cuenta con materiales de origen propio, ya sean piedras y vegetación que resisten muy bien la sequía, generando espacios muy bellos. Tiene un estilo minimalista propio de la jardinería de las regiones italianas, españolas y francesas. Suelen tener agua en movimiento, flores muy coloridas y muros de piedra.

Leave A Comment

Translate »
× ¿Cómo puedo ayudarte?